TRASLADO DEL AEROPUERTO A MADRID

Muchos estudiantes viajan desde su país de origen a Madrid, ya sea porque van a vivir y estudiar en Madrid, o porque van a estudiar en otra ciudad de España y deben desplazarse hasta allí desde el aeropuerto de Madrid. Al ser la capital, lo más probable es que los vuelos más baratos o la mayor parte de los vuelos de otros países se dirijan a este aeropuerto. Por lo tanto, necesitarás desplazarte al centro de la ciudad, ya sea para coger otro transporte que te lleve a otra ciudad, o para llegar a tu alojamiento. Para hacerlo tienes varias opciones: 

  • Metro: una de las formas más directas y económicas. En Madrid la línea 8 del metro te lleva directamente al aeropuerto, ya sea la T4 (la terminal más alejada del centro) o alguna de las otras terminales. Todas ellas tienen una parada de metro que te dejará en el centro en Nuevos Ministerios, una vez llegues ahí podrás coger otro metro para llegar directamente al punto donde tengas que coger otro transporte o donde se encuentre tu alojamiento.
  • Autobús: otra opción para llegar al centro de Madrid, concretamente a Atocha, es el autobús. El precio es de 5 euros y pasa cada 15-20 minutos. Una ventaja del autobús frente al metro es que tiene un servicio de 24 horas, mientras que el metro cierra a la 1:30 y abre a las 6. Además, te dejará en el Intercambiador de Atocha, donde puedes coger trenes o autobuses hacia varios destinos. 
  • Autobús compartido o shuttle: al igual que en muchos países, el servicio de shuttle es muy común en España. Si tienes que llegar a un punto concreto, pero no quieres gastar mucho dinero en un taxi o un uber, esta opción es perfecta para ti. El shuttle te dejará en la dirección que decidas, ya sea un hotel o una calle, y compartirás el trayecto con otros pasajeros, a los que dejará en sus respectivas direcciones. Así ahorras algo de dinero y llegas de forma directa a donde quieras ir. Estos servicios también están disponibles las 24 horas, y el precio oscila entre 10 y 30 euros. 
  • Taxi, Uber o Cabify: si tienes que llegar a un sitio concreto y con rapidez lo más sencillo es que pidas transporte privado, ya sea un taxi (hay muchos en la salida del aeropuerto) o con las apps Uber o Cabify. Podrás ir de forma cómoda y sin ningún tipo de preocupación a donde tú quieras. El precio varía en función de la hora y la demanda, por lo que es muy complicado estimar el precio exacto, pero suele ser entre 20 y 40 euros. Si vienes con alguien y lo compartes te puede ser de lo más rentable.