¿EMPEZAR LOS ESTUDIOS EN SEPTIEMBRE O ENERO?

Si vas a cursar un grado universitario en España esta no será una de tus dudas principales ya que su duración es normalmente de 10 meses, empezando en septiembre y terminando en junio. Sin embargo, si lo que quieres estudiar en España es un máster normalmente tienes varias opciones: puedes comenzar en septiembre, o puedes empezarlo en enero. Ambas opciones tienen sus ventajas y sus inconvenientes, y nosotros estamos aquí para ayudarte:

  • Empezar en septiembre: Si decides empezar en septiembre podrás seguir el ritmo de la mayor parte de los estudiantes. Para cuando llegue el verano habrás terminado y podrás disfrutar del verano completo. Además, al haber terminado antes tu formación, podrás buscar empleo antes, y tendrás posibilidades de encontrarlo antes que si empiezas el máster en enero, ya que podrás dedicar más tiempo a la búsqueda. Un inconveniente de realizar tu máster en septiembre es que tendrás que decidir y organizar todo el papeleo a principios de ese mismo año, y es posible que eso se junte con otras clases que estés cursando, por lo que puede resultar un estrés añadido. Por último, probablemente seas nuevo en la ciudad y en ese caso resultará mucho más sencillo conocer gente nueva en septiembre, ya que es cuando la mayoría de los estudiantes llegan y todo el mundo comienza a conocerse. 
  • Empezar en enero: Si empiezas en enero normalmente tendrás los exámenes finales alrededor de octubre. Tendrás todo el verano para prepararlo, además, a la hora de hacer prácticas es más sencillo encontrarlas en verano, ya que muchas empresas necesitan personal porque su equipo se ha ido de vacaciones. Por otro lado, puedes utilizar el periodo entre septiembre y enero para mejorar tu formación, puedes hacer algún curso relacionado con tus estudios, o mejorar algún idioma haciendo exámenes oficiales para conseguir el título. Así, cuando termines el máster tu formación habrá aumentado mucho más. También, si estás indeciso respecto a qué estudiar o en qué ciudad, hacerlo en enero te dará mucho más tiempo para tomar la decisión más acertada. Un inconveniente a tener en cuenta es que puede resultar más complicado encontrar alojamiento en enero, ya que los mejores pisos de estudiantes se llenan al comenzar el curso oficial en septiembre. 

La elección sobre en qué mes mudarse a España y comenzar a cursar el máster depende de cada persona. Según tu situación personal y tus preferencias puedes apuntarte a un máster que comience en septiembre o a uno que comience en enero. Por suerte, muchas universidades españolas te ofrecen ambas opciones, así que aprovecha y decide cuál es la mejor para ti.