CUÁNDO APLICAR A LA UNIVERSIDAD

El proceso de admisión de las universidades de España depende de varios factores: del grado que se vaya a cursar, de la universidad donde se vaya a hacer y del país de origen del alumno. También depende de si vas a cursar un grado, un postgrado o un máster. En todos los casos es necesario tener unos estudios previos y que se puedan convalidar con los estudios requeridos en la universidad española. Si vas a cursar un grado se te requerirá el equivalente a bachillerato o formación profesional, por otro lado, si vas a cursar postgrado o máster deberás tener ya el equivalente al grado. 

La preinscripción para el curso que comienza en septiembre suele ser en junio, sin embargo, lo aconsejable si estás en otro país es comenzar a tramitar en enero o incluso en septiembre del año anterior. Lo más sencillo si ya sabes que quieres mudarte a España es comenzar el trámite con un año de antelación. 

Si eres de la Unión Europea y quieres estudiar un grado en España puedes solicitar la convalidación de tus estudios y exámenes con la Selectividad (prueba de acceso a la universidad española) en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). También puedes presentarte a estas pruebas en España, para lo que necesitas mucha preparación previa. Otra opción es que realices una homologación de los estudios de Bachillerato al sistema español, esta gestión se realiza ante el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.  Si lo que quieres cursar es un postgrado, deberás realizar los trámites con tu universidad y la universidad a la que quieras ingresar. 

Si vienes de otro continente, principalmente América, necesitarás un visado para poder mudarte a estudiar a España. Tendrás que informarte en el Consulado de España en tu país, ya que cada las condiciones varían de acuerdo a cada país. Algunas de las condiciones que te pedirán normalmente para concederte el visado serán un pasaporte vigente, una carta de admisión del centro de estudios, seguro médico en el país de destino, un contrato de alojamiento y una constancia de fondos económicos suficientes para cubrir la estancia. Una vez tengas la visa y el acuerdo de estudios ya concretados, te queda poco por hacer. Simplemente mentalizarte de la aventura que te espera y llevarte todo lo necesario.