CONSEJOS DE SEGURIDAD EN MADRID

Madrid es una ciudad muy grande y llena de gente por lo que los robos son algo común, como en todas las grandes ciudades. Esto no significa en absoluto que la ciudad sea peligrosa o no sea segura, al contrario, es una de las capitales más seguras de Europa, pero es conveniente que tengas algunas precauciones de seguridad, para evitar cualquier tipo de susto: 

  • Haz copias de los documentos importantes: si eres extranjero, tener todos tus papeles y documentación en regla es de mucha importancia. Haz copias y déjalas en casa por si te roban el bolso o la cartera, te resultará mucho más sencillo tramitar todo si tienes copias. 
  • Lleva poco dinero en efectivo: si sacas una gran cantidad de dinero y la llevas encima y te roban, el disgusto lógicamente será mucho mayor. Por lo tanto, podrás evitar grandes inconvenientes si llevas encima solo lo necesario.
  • Ve a la policía: si te roban, ve a la comisaría de policía. Parece algo lógico, pero es sorprendente saber la cantidad de personas que no ponen denuncias porque creen que no servirán de nada. Si te roban el móvil o algo de valor, con la ayuda de la policía existe la posibilidad de que lo recuperes.
  • Evita ir solo de noche: cuando salgas de fiesta y quieras volver de madrugada, intenta evitar ir andando solo por calles vacías. Coge el transporte público, un uber, o ve andando con amigos que vivan por la misma zona. Todo esto reducirá las posibilidades de que te roben.
  • Evita los grandes tumultos de gente: ya sea en el metro en hora punta, o en sitios repletos de gente como la Plaza del Sol o Gran Vía, debes tener especial cuidado. En muchas ocasiones los ladrones aprovechan para pasar desapercibidos entre la gente. 
  • No opongas resistencia: si te encuentras en una situación en la que el robo es inevitable, no opongas resistencia. Es preferible que te roben algo que será reemplazable a que te hagan daño.
  • Cancela todas las tarjetas: Una vez te han robado e incluso antes de ir a la comisaría de policía debes cancelar todas las tarjetas. Llama por teléfono al banco y cancela de forma automática para evitar que los ladrones puedan utilizarlas. Al igual, si te han robado el móvil lo más sencillo es cancelar la tarjeta Sim lo antes posible para que te la reemplacen.